El Tour emprende el martes su tramo final con un descenso al valle del RódanoJuly 18, 2017 1:48pm

Le Puy-en-Velay (Francia) (AFP) -

El Tour de Francia afronta el martes su tercera y última semana con un descenso al valle del Ródano, en la 16ª etapa entre Le Puy-en-Velay y Romans-sur-Isere, con un final favorable a los esprínteres antes del díptico de los Alpes.

Un día después de la segunda jornada de descanso del Tour, el recorrido, de 165 kilómetros, está dividido en dos tercios de carreteras sinuosas y oscilantes, con un tramo final más suave por el valle.

Los últimos 56 kilómetros de etapa, sobre un perfil llano, cuentan en cambio con el viento como posible factor determinante, antes de un último kilómetro con una suave subida antes de meta.

Romans-sur-Isere (33.000 habitantes), recibe por primera vez a la Grande Boucle. Es la ciudad de Pierre Latour, vigente campeón de Francia contrarreloj, que corre el Tour con el maillot del AG2R.

La salida desde Puy-en-Velay está prevista a las 11h30 y la llegada sobre las 15h20 GMT.

El díptico de los Alpes y la contrarreloj de Marsella conforman las etapas claves en esta tercera y última semana del Tour de Francia, que cuenta con tres etapas favorables a los velocistas, entre ellas la mítica llegada el domingo a los Campos Elíseos de París. 

Miércoles: 17ª etapa La Mure - Serre-Chevalier (183 km):

Warren Barguil, líder de la clasificación de la Montaña, cree que la ecapada "llegará hasta el final" en el primero de los dos capítulos por los Alpes, sin duda el más duro con 57,7 kilómetros de subida. La carrera asciende dos gigantes, como el interminable Croix-de-Fer (2.067 m de altitud), con 24 kilómetros de subida al 5,2%,  y después el Galibier (2.642 m, el techo esta edición) con el Telegraphe entre ambos. Después de coronar el puerto más ascendido en la historia de la carrera (59 veces), quedarán por delante 28 kilómetros hasta la estación de Serre-Chevalier. 

Jueves: 18ª etapa Briançon - Izoard (179,5 km)

"Es para los corredores de la clasificación general", afirma Warren Barguil. "El Tour se decidirá en el Izoard", considera Romain Bardet. Vars (2.109 metros de altitud), catalogado como puerto de 1ª categoría, precede al mítico Izoard, con 14,1 kilómetros de subida al 7,3%. A 2 kilómetros de la cumbre, el pelotón atravesará Casse Déserte, el paraje desértico en el que se vivieron páginas gloriosas del ciclismo de la mano de Fausto Coppi o Louison Bobet.

Sábado: 20ª etapa Marsella - Marsella contrarreloj individual (22,5 km)

Llegada y salida en el estadio Velodrome, que recupera la función que le dio su nombre. La segunda crono del Tour, tres semanas después de la de la salida en Dusseldorf, visita los lugares más conocidos de la capital de la Costa Azul, como el Puerto Viejo o la Basílica de Notre-Dame-de-la-Garde, con una subida de 1.200 metros que da alguna esperanza a los escaladores. Será la última ocasión real de modificar la general.

Página 1 de 1
AdChoices

Related Searches

Related Searches

AdChoices