Víctimas de abusos en colegio católico chileno cuestionan investigación canónicaFebruary 10, 2018 5:30pm

Santiago (AFP) -

Exestudiantes que acusan a sacerdotes de haber cometido abusos sexuales de los que fueron víctimas en un Colegio de la Congregación Marista en Santiago, cuestionaron la investigación canónica del caso, que comenzó este viernes con la declaración de los involucrados.

Isaac Givovich, quien denunció el año pasado haber sido abusado sexualmente por un sacerdote en el colegio Alonso de Ercilla en Santiago hace más de 35 años, fue la primera víctima que declaró en el colegio Don Bosco ante David Albornoz, un sacerdote salesiano encomendado por la Congregación de los Maristas para efectuar la investigación.

Tras dos horas de testimonio, Givovich salió del colegio visiblemente afectado y sin dar declaraciones, acompañado por José Andrés Murillo, ejecutivo de la Fundación para La Confianza, y víctima de abusos sexuales de parte del influyente sacerdote Fernando Karadima condenado en 2011 por el Vaticano a "una vida de oración y penitencia".

"El proceso canónico no es transparente, hay procesos que nosotros no conocemos y la verdad es que a nosotros nos gustaría que la falta de transparencia sea utilizada de manera ética para representarlo y para decir que acá lo que falta es un cambio radical, una nueva estructura", dijo Murillo a la prensa.

El caso estalló en agosto pasado cuando la propia Congregación de los Maristas presentó una denuncia ante la Fiscalía en contra de uno de sus sacerdotes por haber abusado sexualmente de 14 menores en dos colegios.

El sacerdote Abel Pérez reveló en 2010 haber cometido los abusos, pero la congregación decidió revelar el hecho siete años después. Pérez fue separado de sus actividades y enviado a una residencia de los Maristas en Perú.

Junto a Givovich, otros cuatro denunciantes testificaron ante Albornoz sobre los abusos, y esperan que una vez concluida la investigación, la Congregación de los Maristas expulse a los responsables y que sean puestos a disposición de la justicia chilena.

"Nosotros confiamos en la justicia chilena, la justicia chilena tiene nuestra confianza", afirmó Murillo.

Unos 80 curas han sido acusados por abusos sexuales en Chile desde el 2000, según la ONG estadounidense Bishop Accountability.

El papa Francisco designó días atrás al arzobispo de Malta Charles Scicluna para que investigue si el obispo Juan Barros, de la ciudad chilena de Osorno (sur) encubrió los abusos cometidos por Karadima –un conocido formador de obispos- en la década de los 80 cuando Barros era uno de sus más fervientes seguidores.

Página 1 de 1
AdChoices

Related Searches

Related Searches

AdChoices